«Viven hacinados y no tienen baños», la comisaría del horror.

El Comité Provincial para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas y/o Degradantes de Salta, constató que 56 presos que están alojados en la Comisaría 42 de Tartagal viven en condiciones inhumanas y en total hacinamiento.

«El espacio destinado a las personas privadas de libertad no cuenta con las condiciones mínimas que garanticen un trato digno, higiene o seguridad, no tiene baños (se utiliza un pozo común con cámara séptica que se puede usar solo en determinadas horas por día y sin privacidad), tampoco hay duchas, hay cucarachas, no hay camas y gran parte de la población duerme en el piso sin colchones.

No existe posibilidad de actividad recreativa, laboral o educativa; y el régimen de visita es absolutamente limitado: 15 minutos por semana de un único familiar. Se alegan además diferentes tipos de malos tratos, los cuales fueron oportunamente denunciados», agregaron.

Fuente: QPS