Una mujer quedó imputada porque su perro atacó a una persona que murió

La víctima fue atacada cerca de su casa por el animal y murió de un paro hipovolémico.

Una mujer regresaba de un almacén cerca de su casa en la zona este de la ciudad, cuando fue atacada por un perro de una vivienda vecina. Un transeúnte auxilió a la mujer, logrando ahuyentar a los perros, pero uno de los animales volvió y la mordió, haciéndola caer de rodillas. El hombre bajó de su vehículo y acompañó a la mujer hasta su vivienda, donde su hija llamó al 911. La víctima fue trasladada en una ambulancia de SAMEC al hospital San Bernardo, pero falleció en el trayecto de un paro hipovolémico, según determinó la autopsia.

La dueña de los animales, Paulina Isabel Subelza (28) se abstuvo de declarar. Fue imputada por el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados Contra las Personas,Gustavo Torres Rubelt, por la comisión del delito de homicidio culposo en calidad de autora material.

La denuncia contra la propietaria del perro fue radicada por la hija de la víctima. A la investigación se sumaron declaraciones de tres testigos del ataque: uno de ellos afirmó que “no es la primera vez que perros de esa vivienda salen a atacar a gente que pasa por la calle” y que anteriormente ya habían atacado a un familiar suyo.

El fiscal Torres Rubelt indicó que “quien posee un animal, es titular de un especial deber de cuidado” y debe arbitrar los medios necesarios para minimizar los riesgos que implica la tenencia. Por ello, la falta de adopción de medidas de seguridad específicas para evitar que el animal dañe a otros, equivale crear un riesgo jurídicamente desaprobado. Más aún, teniendo en cuenta que la propietaria del perro no actuó en consecuencia cuando su mascota atacó en otras oportunidades. “Esto demostraría una conducta imprudente de parte de la propietaria del animal, que habría conducido al resultado luctuoso”, precisó la imputación.

FUENTE