Siguen retrasando la reincorporación de seis trabajadores

Desde la legislatura salteña se sigue gestionando la reincorporación total de los trabajadores despedidos de la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina Indígena de la Nación

Este es un proceso de vaciamiento a nivel nacional que golpeó a la delegación local en 2018 con 28 despidos, en una planta con un total de 62 trabajadores. Dentro de la estrategia de lucha sindical por parte de ATE Agricultura se encuadraron 26 despedidos, de los cuales lograron la reincorporación de 20.

El cambio de gobierno aceleró el proceso, aunque aún falta que seis vuelvan a su lugar de trabajo en la provincia.

A nivel nacional, la senadora por Salta del Frente de Todos, Nora Giménez, asegura que «los senadores hemos recibido con beneplácito las 350 reincorporaciones concretadas hasta diciembre. De acuerdo a los listados presentados por los gremios, aún quedan 72 profesionales pendientes de reincorporación», expresó en una nota enviada al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Eugenio Basterra, con fecha 25 de febrero.

En todo el país, unas 32.000 personas dependen de la agricultura que desarrollan en sus familias. La actividad es el principal sustento en zonas que no tienen otras fuentes de ingresos, pero que enfrenta problemas como el difícil acceso al agua y al financiamiento. En Salta, al menos 8.000 familias viven del cultivo y la ganadería a pequeña escala, según difundió la misma Secretaría.

El 19 de abril de 2018 se produjeron 330 despidos en el Ministerio de Agroindustria de la Nación, involucrando a 150 agentes de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial a nivel país, 17 en la provincia de Salta cuyas antigüedades oscilan entre los 4 y 25 años. Se agrava la situación el 31 de agosto del mismo año cuando se confirma la desafectación de 540 trabajadores, 451 de los cuales son de la Secretaría de Agricultura Familiar, 11 de Salta, con lo cual la planta quedó afectada en un 43,3%.

«Ese es el motivo de la presente, solicitarle que tenga a bien, en su carácter de ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, a través de los organismos correspondientes realizar las gestiones necesarias para garantizar la reincorporación a sus puestos laborales de un grupo de 72 profesionales formados y con amplia trayectoria, técnicos y administrativos, que formaban parte del Ministerio de Agricultura de la Nación, en su gran mayoría integrantes de la Secretaría de Agricultura Familiar, que fueron injustamente despedidos durante la gestión del gobierno anterior sin argumentos ni justificativos y -estando en los listados presentados por ATE- quedaron fuera del proceso de recontrataciones iniciado por la nueva gestión en mayo de 2020», amplía la senadora salteña.

También está muy interesada la diputada nacional por Salta, Alcira Figueroa, quien también envió notas al ministro Basterra por los y las seis trabajadoras que faltan reincorporar a los pocos día de nombrada.

«Desde que asumí estuve mandando notas por los trabajadores que faltan e inclusive ya tuvimos reunión con Hugo «Cachorro’ Godoy (titular de ATE) para ver de agilizar los trámites de su reincorporación», dijo ayer Figueroa.

En la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina e Indígena de la Nación, delegación Salta, tienen un plan estratégico desde el 2020 al 2024 con cuatro objetivos específicos.
Uno es promover la inclusión y la formalización del sector y volver a dar las discusiones históricas en cuanto a la propiedad, tenencia, posesión y uso de la tierra. El segundo es fortalecer el desarrollo productivo para dar valor agregado a lo producido y producir alimentos que el Estado pueda comprar.
EL Tercero es fortalecer el acceso a la tierra y el arraigo rural promoviendo la mejora en la calidad de vida, la conectividad y el acceso al agua. Y cuarto, promover la formación, innovación y tecnificación productiva en un camino hacia la agroecología.

Fuente: El tribuno