Sigue la incertidumbre con los transportes escolares

Falta una semana para el inicio de las clases presenciales y el desafío es para los transportistas. El servicio costará unos $ 5 mil mensuales.

En la ciudad capital los transportes escolares están en un panorama de incertidumbre que esperan resolver en los siguientes días.
Los protocolos, las incumbencias, los cupos, los horarios, las tarifas, los permisos y hasta la presencialidad mixta condicionan el servicio de transporte para los niños y niñas de la ciudad.


En primer lugar el denominado “Plan jurisdiccional de retorno a clases presenciales, niveles educativos y modalidades, de educación pública de gestión estatal y privada” sólo tiene dos líneas destinadas a este aspecto. Dice textual en el punto “2.1.5: En cuanto al transporte público y escolar la Jurisdicción se regirá por la normativa emanada por la Autoridad Metropolitana de Transporte”, de la página 6 del documento.
Así fue que asociación que agrupa a los transportistas mantuvo reuniones desde enero con la AMT para aprobar un protocolo que luego el Comité Operativo de Emergencia de Salta (CEO) le apruebe.

En los primeros días de febrero se presentó un borrador de protocolo que volvió con tres puntos para resolver. Cuestiones más o menos “finitas” como resolver quién sanitiza el vehículo fueron las observaciones del COE. Lo que parece obvio es lo que se pide que aclaren por lo que si bien hoy no tienen protocolo, es sólo un paso burocrático por resolver.
Ahora bien, la AMT no es la que aprueba el transporte sino que funciona como canal o vía de acceso a la gestión con el COE.


Este último ya tiene el protocolo para todo ese movimiento que resulta la vuelta a clases presenciales. Las articulaciones entre tantos actores que intervienen es lo que aparentemente falta; o al menos entre las escuelas y los transportes escolares. 
“En cada escuela el o la directora definen cómo regresarán los niños y cómo cursarán. En las aulas no puede haber más de 10 niños y por eso lo distribuirán como puedan, como vean ellos. El tema es que eso nos afecta a nosotros (transportistas) porque un día tendremos unos y al otro día otros y el miércoles otras más. Y así por cada escuela diferencias de nombres, grados, destinos. Para los transportistas será una verdadero problema de cambios de rutas, de horarios, de nombres”, dijo Nilda Bibini, referenta de los transportistas escolares.

En algún momento las instituciones educativas deberán pasar la información a los transportistas para articular perfectamente los ingresos y egreso de los niños. Esto sin contar que por ahora el Nivel Inicial comienzan con algunas semanas de aprestamiento con los padres. Cuando dejen de ir las mamás y papás se complejizará todo, porque demás tienen otro horario de ingreso y egreso.


Lo que los beneficia en el comienzo es que, al menos en el Nivel Primario, no estarán escalonados los horarios por lo que de mañana serán de 8 (ingreso) y 12 (egreso) y por el turno tarde de 14 y 17 respectivamente.
“Si bien no tenemos un porcentaje de capacidad para los vehículos calculamos que no tendremos a muchos niños a bordo. Calculamos que por la situación económica, los 10 chicos por turnos, no llegarán a 8 los niños que traslademos por viaje”, dijo Bibini.
Cuando todo indicaría que el costo del servicio se iría por las nubes, ellos afirman que hay un acuerdo entre los propietarios para mantenerlos en torno a los 5 mil pesos mensuales el precio del servicio. Si tenemos en cuenta que el frustrado 2020 comenzó con 3500 pesos de promedio, la suba interanual representaría un 35 por ciento aproximado; cifra ligada a la inflación oficial del año pasado.
Por ahora consiguieron que la Municipalidad los eximan por otro año el pago de patente y por la habilitación reciban otro beneficio. El 2020 fue nefasto para las familias que viven de este negocio y ahora dependen de la curva de contagio. Si llega la segunda ola y suspenden las clases, se les suspende el trabajo y los ingresos. Por eso es que hablan de “incertidumbre”.

Respecto de los costos, sólo para tener una idea. El gasoil premium que utilizan los utilitarios pasó de 77 pesos del 2020 a los actuales 93 pesos el litro. También piensan en la Revisión Técnica Obligatoria especial que le realizan en la Subsecretaría de Movilidad Ciudadana de la Municipalidad de la Ciudad de Salta, el carnet y los matafuegos; todos requisitos para conseguir en el sello de los cuadernos y así estar habilitados hasta el mes de julio próximo.


Esa lista de los transportes habilitados luego es informada oportunamente por la Municipalidad de Salta.
“Desde los propietarios le queremos llevar tranquilidad a las familias porque vamos a seguir cuidando a los niños como siempre. Ahora les vamos a tomar las temperaturas, obligar a todos a usar el barbijo, no se podrá comer ni beber, habrá alcohol en gel y la distancia recomendada. Y con todo lo demás que pueda ocurrir como siempre llamar inmediatamente a los padres y resolver las diversas situaciones de la mejor manera”, concluyó Bibini.