Por un rebrote de coronavirus, Letonia decreta una cuarentena y un toque de queda

Los casos nuevos de coronavirus aumentaron un 49% en la semana hasta el domingo; el gobierno responsabilizó a las bajas tasas de vacunación.

HELSINKI.- Letonia se prepara para una nueva cuarentena de casi un mes, que incluye un toque de queda, y declaró el estado de emergencia por tres meses para intentar hacer frente a un brote de coronavirus que empeora en uno de los países de la Unión Europea (UE) con menos vacunados.

El primer ministro, Krisjanis Karins, anunció ayer por la noche que los ciudadanos del país báltico tendrán que quedarse en casa desde el 21 de octubre hasta el 15 de noviembre por un aumento de las infecciones que debilita al sistema de salud, con salas de hospitales llenas de pacientes y escasos recursos sanitarios.

Nuestro sistema de salud está en peligro… la única forma de salir de esta crisis es vacunarse”, dijo Karins después de una reunión de emergencia del gobierno, haciendo responsable a las bajas tasas de vacunación por el aumento de las hospitalizaciones.

Solo el 54% de los adultos letones están completamente vacunados, un porcentaje muy por debajo de la media del resto de los países europeos, que es de un 74% de inmunizados.

Letonia es uno de los países donde instalaron máquinas que expenden tapabocas

Tengo que disculparme con los que ya están vacunados”, lamentó el premier al anunciar que las tiendas, restaurantes, escuelas y espacios de entretenimiento permanecerán cerrados. Solo continuarán con sus funciones los trabajos esenciales.

“Nosotros, el gobierno y la sociedad en su conjunto, no hemos logrado una cobertura de vacunación lo suficientemente alta. Así que debemos pedirles que suspendan sus vidas durante varias semanas para evitar el peor escenario posible “, aseguró Daniels Pavluts, el ministro de Salud.

El toque de queda que se impondrá a nivel nacional será entre las 8 pm y las 5 am a partir de este jueves.

A pesar de las estrictas medidas, no se anunciaron restricciones de viaje “ya que las tasas de infección en otros lugares son mucho más bajas y no vemos riesgos inmediatos”, señaló Karins.

El primer ministro de Letonia, Krisjanis Karins

Letonia, una nación de 1,9 millones de habitantes, registró hasta ahora unos 190.000 casos de coronavirus y casi 2900 muertes. En los quince días previos hasta el 10 d octubre reportó las segundas peores cifras de infección en la UE, después de Lituania, con 864 nuevos casos por cada 10.000 personas.

Las camas son insuficientes en los centros de salud, por lo que los dos hospitales más grandes de Riga, la capital y ciudad más poblada, comenzó a instalar camas improvisadas para pacientes con Covid-19. El gobierno canceló la mayoría de las operaciones planificadas la semana pasada ante la necesidad de espacio disponible para los infectados.

El presidente del país, Egils Levits, dio positivo la semana pasada, lo que llevó al presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, que había desayunado con Levits un día antes, a aislarse.

Agencias Reuters y AP

Fuente: LA NACION