“Pirotecnia cero” en Salta

El pasado 8 de Septiembre del 2022 el senado acompañó el proyecto de Ley “Pirotecnia cero”, quedando así prohibido el uso y la comercialización de pirotecnia sonora.

Si bien es una Ley que generó polémicas, debido a los intereses dispares de distintos grupos, como ser el caso del comercio, o los aficionados a la ceremonia de fuegos artificiales que se impone a final de cada Diciembre, lo cierto es que este tipo de celebraciones supone, en determinados sectores, un calvario difícil de imaginar para quienes no lo experimentan de cerca. 

Para ello es interesante escuchar a Ada Sánchez, presidenta de la “Asociación Familia TEA* Salta” (*Trastorno del Espectro Autista) en la entrevista que mantuvo con Diario Salta momentos previos a la votación, durante la vigilia frente a la Cámara de Senadores junto a veteranos de guerra y proteccionistas de animales.

¿Quiénes sufren con la pirotecnia sonora?

Los fuegos artificiales afectan principalmente a los recién nacidos, las personas con autismo, los veteranos de guerra, animales, personas con hipoacusia y adultos mayores.

Entre las poblaciones vulnerables a este tipo de eventos, destaca quienes padecen TEA.

¿Cómo afecta la pirotecnia a las personas con autismo?

Y no es un tema menor, los ruidos causados por los fuegos artificiales provocan una desestabilización total, física y mental, que muchas veces incluye: 

  • Miedo
  • Convulsiones
  • Autolesión
  • Pérdida de la noción del tiempo
  • Reacciones de escape
  • Taquicardia

¿Qué cambia ahora?

Con la aprobación de la Ley por el Senado, finalmente queda prohibido tanto el uso como la comercialización de pirotecnia sonora y audible.

Lo que se espera es que dejen de sufrir las personas con autismo, los  animales con hipersensibilidad auditiva, los veteranos de guerra, y la población vulnerable pertinente al caso en general.

El Estado ya se pronunció al respecto, ahora falta ver si el sector comercial acompaña con un riguroso acatamiento de la ley, y si los usuarios de fuegos artificiales desarrollan la tan postergada, pero necesaria empatía social, como para finalizar con la vulnerabilización de los derechos de quienes atraviesan los festejos estruendosos de manera traumática y con sufrimiento. 

Finalmente, luego de años de lucha, Familia TEA se manifestó con alegría celebrando por fin contar con una ley que los protege, con un gran cartel de:

YA ES LEY..!!

Por Exequiel Leguízamo Hadad. Redacción para Salta Diario.