Otra vez un grupo de rugbiers golpea brutalmente a un joven en un country de Córdoba

Ocurrió en el barrio Lomas de La Carolina, donde la víctima, de 18 años, celebraba su egreso del secundario. El club en el que juegan separó a los atacantes.

Un grupo de rugbiers del Tala Club, según consta en la denuncia judicial, agredió salvajemente a un joven en la provincia de Córdoba, provocándole fracturas de tabique nasal y de pómulo.
 Lautaro Insúa, de 18 años, fue el joven agredido por tres rugbiers, y por la golpiza sufrió fracturas de tabique nasal y de pómulo, heridas que demandarán cirugía reconstructiva.
 «Me golpearon, me rompieron la nariz. Tengo fracturas en los orbitales de los ojos», manifestó Insúa en declaraciones radiales.
 Daniel Insúa, padre de Lautaro, relató, según dichos que reproduce el sitio de Cadena 3 de Córdoba, que todo sucedió en el marco de una celebración que llevaban adelante en su vivienda por el fin de cursado de su hijo.
 Según el padre del agredido, tres jugadores del Tala Rugby Club, de 17 y 18 años, irrumpieron en el domicilio, sin invitación previa y cuando se les pidió que se retiraran reaccionaron con agresiones físicas.
 «Cuando empezaron a llevarlos adelante, uno de los rugbiers se dio vuelta y le dio golpes en la cara a Lautaro, los que le produjeron fractura de tabique y de órbita ocular, más una serie de hematomas que necesitan operación», señaló Daniel Insúa.
 «Los agresores juegan en el Tala y el padre de uno de ellos es vocal de la comisión directiva. Es un ex Puma», agregó el papa del chico agredido.
 Por el hecho se produjo una denuncia: la causa fue caratulada como violación de domicilio y lesiones graves, sin que se registren detenciones hasta el momento.
 En tanto, el club de rugby de los agresores emitió por la mañana de este martes un comunicado repudiando los hechos y marcando que iniciaron un proceso interno.
 «Ante la situación de violencia de público conocimiento, Tala Rugby Club repudia y condena enérgicamente este hecho y cualquier manifestación y comunica que hemos iniciado el proceso administrativo interno correspondiente, a los fines de informarnos pormenorizadamente de la situación y adoptar las medidas disciplinarias que correspondan de acuerdo lo establecido en el estatuto de nuestra institución», apuntaron en un comunicado.
 El club agregó en no tolerarán «actos y manifestaciones de intolerancia de ningún tipo» y que adoptarán medidas rigurosas».
 «En Tala Rugby Club promovemos la formación integral de deportistas con el propósito de contribuir a educar a ciudadanos de bien. Estas situaciones están totalmente reñidas con nuestro espíritu y nuestra manera de proceder», cierra el comunicado.


 Fuente: El Tribuno