Oscar Parrilli: «Romero se amparó en los fueros y eso es una afrenta contra todos nosotros»

La Corte de Justicia en Salta y los intereses políticos, llegaron al Congreso

El actual senador de la Nación, Oscar Parrilli, se refirió a las causas judiciales que en el fuero local salteño, sospechan al empresario mediático, agroexportador e inmobiliario, Juan Carlos Romero, del manejo de propiedades del Estado local en favor de su patrimonio personal.

En el semanario salteño, El Expreso, el colega Daniel Torres, refiere a lo sucedido en el recinto de la Cámara Alta nacional, entre los dos legisladores nacionales: «Luego de varios cruces en las últimas sesiones de la Cámara Alta Nacional, en una de sus intervenciones, Parrilli recordó que “me voy a referir a un intercambio de palabras que tuve con el Senador Romero, de Salta, cuando dijo de manera peyorativa, refiriéndose a un empresario que vino a una de las comisiones del Senado como un militante k, y que era una afrenta para los senadores haberlo escuchado”.

Juan Carlos Romero se constituyó en 2019 como el candidato de Mauricio Macri para renovar su banca. Apeló al voto gorila, neoliberal, empresarial y de la derecha recalcitrante. En su haber político cuenta haber sido Gobernador en Salta por 12 años, para lo que modificó la Constitución, condujo el PJ y fue una pieza clave del menemato. Luego no tuvo pudor en  adherir a la boleta del kirchnerismo para seguir atornillado en el sillón legislativo, hasta que con Macri sacó las uñas.

En Salta se sabe que el clan Romero, propietarios de productoras citrícolas, el diario El Tribuno -empresa Horizontes SA- radios AM, FM, canal de tv por aire, empresa de cableoperación, constructoras, etc, odia con mucho ahínco a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En 2008 cuando empezaba el ocaso local de Juan Romero, su esposa Bettina Marcuzzi, se reunía con periodistas y mencionaba sobre la actual presidenta del Senado, que era bipolar, inestable y muchos otros descalificativos. Lo peor del caso es que como todo medio que abreva de Papel Prensa, el diario del clan, publicaba en ese sentido editorial, sus notas.

Las palabras de Parrilli en el recinto

El cruce Parrilli – Romero, no es novedoso, pero sí es una clara señal de los escenarios electorales con vistas al 2021 que se están barajando.

Salta resulta indescifrable para muchos conocedores de la política, las más de las veces porque se hacen lecturas cuando la mecha es muy corta y las cosas revientan sin dar más que elementos sueltos -en apariencia- de lo que sucede.

Esta escueta explicación contextual, ayuda a entender las palabras de Oscar Parrilli cuando sobre Romero, comentó a sus pares “Dijo que estaba tolerando desde el 2003 a los militantes k, y dijo de mí que soy revanchista” Acto seguido resaltó “quiero plantear una cuestión de privilegio por una actitud que tuvo el Senador Romero, porque nosotros tenemos fueros, y eso no impide que las investigaciones que se hacen sobre nosotros avancen, y creo que el Senador Romero tomó una actitud que es una falta de respeto a todos los senadores, porque fue investigado en su provincia en 2014 y 2015 por enriquecimiento ilícito”.

La mesa judicial oligarca

Asimismo, Oscar Parrilli, refiriéndose a Cristina Fernández de Kirchner, afirmó que “no soy quién para juzgarlo ni quiero acusarlo, pero sé que en el 2016 se lo citó a declaración indagatoria, como la citaron a usted 20 o 30 veces, Señora Presidenta, pero no concurrió”.

Lo que correspondía era hacerlo concurrir con la fuerza pública para que se defienda, y allí vino el pedido de desafuero que ingresó en el 2016, y en Salta, el Senador Romero se amparó en el hecho de que esta Cámara no lo trataba, y se dedicó a anteponer recursos legales en su provincia para que el trámite se demore”, denunció.
Parrilli, también acotó: “en marzo del 2018, el Tribunal de Justicia de Salta anula el pedido de desafuero con el argumento de que había parcialidad en el juez de instrucción y que no se había garantizado el derecho de defensa del imputado, o sea el Senador Juan Carlos Romero”.

Al finalizar Oscar Parrilli insistió en que “yo planteo que ha habido un trato discriminatorio sobre este tema, porque la actitud del Senador Romero ofende a todos los senadores porque no se somete a la justicia, y es una actitud totalmente irregular y anormal, y que desacredita el prestigio que debemos tener los legisladores”.

A la fecha, la Intendencia capitalina fue ganada en el 2019 por la hija del senador Romero, como parte del voto macrista y en la actualidad son mejores las relaciones políticas entre Romero senador y Sáenz gobernador que entre ellos y la Jefa de la comuna, Bettina Romero Marcuzzi, no obstante, en los movimientos más claros de la oligarquía provincial, siempre los unió el objetivo de no permitir que el kirchnerismo llegue a Salta.

FUENTE: infobaires24