No hay lugar para los vivos: La empresa salteña que cobraba $30.000 por el plasma dio marcha atrás

Con la salud no se juega, así lo dejaron en claro las autoridades sanitarias

El escándalo comenzó en las redes y causó indignación generalizada. Una empresa salteña cobraba $30.000 para llevar a cabo el tratamiento de plasma a un paciente crítico de COVID-19

La exorbitante suma, en medio de la pandemia, derivó en un escrache en las redes sociales que llegó al Ministerio de Salud de la Provincia de Salta, que inmediatamente inició las investigaciones. Y no es para menos, si desde el Estado, se promueve la donación voluntaria y gratuita, que se cobre, es claramente un delito. 

Ante esto, y el escándalo público Hemosalta S.R.L. y su gerente, Dr. Martín De la Arena, tuvieron que dar marcha atrás, y aunque no pidieron disculpas por tremenda avivada, se retractaron y comunicaron al sanatorio donde está siendo atendido el paciente, que no se cobrará por la práctica médica. 

FUENTE: VocesCríticas