“Los padres confían en mí, ese es su problema”: los espeluznantes mensajes de un docente de una escuela evangélica en los que admite que abusó de menores

El hombre fue detenido e imputado por delitos de pornografía infantil en Rosario. Fue luego de la denuncia de una mujer a la que había contactado por un trabajo. «Hago con ellos lo que tengo ganas», aseguró en sus chats

El martes de la semana pasada, A.C. (43), docente en la escuela de una reconocida iglesia evangélica en la ciudad de Rosario, fue detenido por efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) luego de descubrirse que tenía en su poder una importante cantidad de material pornográfico infantil. Además, la Justicia sospecha que abusó sexualmente de menores y en las últimas horas se dio a conocer un testimonio que lo complica aún más.

La investigación comenzó el 20 de mayo pasado después de que una mujer, a la que el docente había contactado por un tema laboral, elevó una denuncia en una comisaría. Lo hizo luego de que el hombre le enviara una serie de mensajes en los que le confesó algo atroz: admitió que había abusado de varios chicos menores de edad, aprovechándose de la confianza que depositaron en él al ser su docente.

Una de las capturas de pantalla entregadas a la Justicia rosarina.
Una de las capturas de pantalla entregadas a la Justicia rosarina.

La denunciante dialogó con Canal Tres y reveló la brutalidad de los mensajes de A.C. ycómo fue el historial de las comunicaciones que mantuvieron hasta hacerlo caer.Las confesiones del acusado estremecen, en ellas se refleja que el hombre admitió los abusos como si se tratara del algo normal. Incluso, se ríe de sus víctimas.

“Me contacta por mi trabajo, a mi número, para un encuentro. Pudimos hablar lo más bien. Después decide volver a llamarme y quedamos para un segundo encuentro. Ahí me cuenta que había sido violado a los ocho, que violó a su hermano. Que tenía una notebook, donde me mostró videos. Se retiró del lugar y yo decido no volver a verlo y no quise volver a tener contacto”, comenzó a relatar la mujer.

“Me llamó un montón de veces y me mandó mensajes. En mayo de este año me dijo que quería ver el video de una pibita conmigo. Que le abra la puerta, que lo atienda. Le sigo la corriente, le pido el video por WhatAapp. Me mandó fotos y videos de criaturas siendo abusadas. La pornografía infantil la tengo en el teléfono”, agregó la denunciante cuya identidad se reservó.

El diario Rosario 3, por su parte, dio a conocer los chats que también hacen parte del intercambio entre la mujer y el docente de la escuela envangelista. En ellos se ve la impunidad del hombre de 43 años para hablar de sus víctimas.

En la conversación, el abusador le dice que tiene imágenes de abusos sexuales de nenes desde tres años en adelante“Hago con ellos lo que tengo ganas”, dice en otro mensaje. “Confían los padres en mí. Ese es un problema para ellos jaja”, indica uno de los chats que le mandó a la denunciante. PlayLa mujer que denunció al docente tras su reunión.

La mujer comentó que además le contó que había abusado de familiares y le preguntó por su hijo. “Me dice: ¿Qué estás esperando para estar con él? Cree que somos iguales, que soy pedófila como él”.

Además, le reveló que abusó de una nena de 12 años de la iglesia y aseguró también que “estuvo con otros padres de la iglesia”. “Cuando hice la denuncia se demoraron un mes en detenerlo. Todo ese mes seguí la conversación. Me dijo cosas horribles de mi hijo. Para colmo vivía a dos cuadras de mi casa. Era terrorífico todo”, concluyó. “Confío en que él y sus compañeros que están en la misma van a caer”, finalizó.

Según dijeron fuentes judiciales a Infobae, el sábado pasado mediante videoconferencia se llevó adelante audiencia en la que se lo imputó a A.C. de los delitos de divulgación de material pornográfico infantil con tenencia de material pornográfico infantil agravados por tratarse de víctimas menores de 13 años en grado consumado en calidad de autor.

La fiscal Noelia Riccardi de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual imputó al docente por haber tenido en su poder desde el año 2019 a la fecha imágenes y videos con contenido de pornografía infantil que involucran a víctimas menores de edad, y además se le atribuye haber divulgado algunas de esas imágenes y videos. Los investigadores encontraron en la casa del acusado numerosos elementos además de la pornografía, entre ellos juguetes infantiles, pañales descartables y ropa interior femenina.

La jueza de primera Instancia Paula Álvarez dictó la prisión preventiva efectiva por un plazo de 90 días, según confirmaron fuentes del expediente.

FUENTE