La muerte de Brito: Las últimas comunicaciones y los cables de la tirolesa en el centro de la pericia

Las pericias sobre los restos del helicóptero que se accidentó y provocó la muerte del banquero Jorge Brito comenzaron este sábado tras el arribo a Salta de personal de la Junta de Seguridad en el Transporte (JST) desde la provincia de Córdoba. Los restos de ambas víctimas ya estaban siendo trasladados a Buenos Aires esta mañana.

uatro personas, incluido un investigador a cargo de la sede de Córdoba, arribaron por la mañana a la zona de Cabra Corral para coordinar las tareas del Equipo de Trabajo de Investigación de Campo (ETIC) en lo que serán las pericias técnicas de los restos del helicóptero en el que viajaban Brito y el piloto Santiago Beaudean, ambos fallecidos como consecuencia del accidente.

«Se dispusieron todos los mecanismos necesarios para garantizar el acceso a la documentación e información requerida para la investigación», remarcó la JST, que precisó que «el próximo comunicado oficial se confeccionará en base al trabajo realizado en el campo por el ETIC y estará disponible aproximadamente en las 12 horas posteriores al arribo de los investigadores al lugar del suceso».

Asimismo, el organismo público señaló que «el informe Informe Básico se publicará luego de las 48 horas de iniciada la investigación».

Lo último que se conoce del fallido vuelo son las comunicaciones con la torre de control del aeropuerto Miguel Martín de Güemes de la ciudad de Salta antes del accidente, en las que no se registró ningún tipo de alerta. Hubo dos contactos desde la torre, para consultar sobre la visual, y en los dos casos la respuesta fue normal. En la última comunicación, desde la nave calcularon en una hora el tiempo restante del vuelo.

La tercera llamada ya no fue respondida.

El traslado de los cuerpos

Los cuerpos de Jorge Brito y el piloto Santiago Belauden fueron entregados este mediodía por la Justicia a las respectivas familias y ya viajaban hacia la Ciudad de Buenos Aires.

La medida fue adoptada por la jueza de Garantías 7 de Salta, María Edith Rodríguez, en el marco de la causa que investiga el accidente aéreo que sufrió el helicóptero en el que viajaban Brito y Belauden el pasado viernes.

Los restos de ambas víctimas ya estaban siendo trasladados en «una aeronave destinada al efecto», se informó.

El accidente aéreo número 26 del año

La caída del helicóptero en el que viajaba el banquero Jorge Brito se convirtió en el accidente aéreo número 26 en lo que va del año en la Argentina, en donde también se registraron 12 incidentes y 2 incidentes graves. 

Según datos de la Junta de Seguridad en el Transporte (JST), de los 40 hechos 16 se produjeron en la provincia de Buenos Aires; 6 en Santa Fe; 4 en Córdoba; 2 en Chaco, Chubut y Misiones; y uno en Corrientes, Entre Ríos, Neuquén, Salta y Santiago del Estero.

El 85 por ciento de este tipo de sucesos tuvieron a aviones como protagonistas (34), mientras que el resto de los hechos registrados corresponden a helicópteros (3), planeadores (2) y aeronaves experimentales (1).

En seis casos las aeronaves terminaron «destruidas», en 17 sufrieron daños «de importancia», en seis registraron repercusiones «leves», mientras que en once casos no hubo consecuencias materiales.

Además, 25 de los 40 hechos que investiga la Junta de Seguridad en el Transporte se produjeron en aeropuertos o aeródromos, mientras que el resto se dio en zonas despobladas.

¿Cómo era el helicóptero?

El helicóptero en el que se precipitó a tierra en Salta y murió Brito,  fue producido por la compañía franco- alemana «Airbus Helicopters». El AS350 Ecureuil («ardilla» en francés) es una nave ligera que cuenta con un solo motor y seis plazas de pasajeros.

Su comercialización comenzó en 1975, cuando la empresa francesa Aérospatiale (hoy Airbus Helicopters) lo lanzó en reemplazo del modelo Alouette II. También se produce en Brasil, bajo el nombre «Eskilu» (ardilla en portugués) bajo licencia de la empresa «Helibraz».

Dentro de sus características, se destacan la longitud (12,94 metros); la altura (3,14m); el peso en vacío (1175kg) y la velocidad máxima (259km/h).

El banquero Jorge Brito se había reunido en Salta con el gobernador local, Gustavo Sáenz, y se dirigía en el helicóptero hacia el departamento de Anta para supervisar sus inversiones agroindustriales en la provincia norteña.

Brito, de 68 años y con seis hijos, había fundado el Banco Macro en la década del 80 y además fue presidente de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA).

La tirolesa

El ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro, subrayó además que «se está investigando si estaban bien señalizados los cables de la tirolesa» contra los que chocó el helicóptero en el que viajaba el banquero Jorge Brito, a la vez que destacó que el reconocido empresario hacía ese viaje «habitualmente».

«Se está investigando si estaban bien señalizados los cables de la tirolesa», sostuvo el funcionario provincial, quien confirmó que eso fue lo que produjo el accidente al «partir la cola» del Eurocopter AS 350 Ecureuil matrícula LV-FQN color gris.

Fuente: Página 12