Giro en el doble crimen de Vicente López: detuvieron al hijo menor del matrimonio acusado de ser el asesino

Martín Santiago del Río fue esposado cuando llegaba a su casa de Nordelta. Pasada la medianoche personal de la DDI de San Isidro allanó su vivienda y peritó su auto. Por la tarde fue liberada María Aquino, la encargada que era acusada de haberlos entregado.

Martín Santiago del Río, hijo menor del matrimonio asesinado en Vicente López, fue detenido este miércoles por la noche, acusado de asesinar a sus padres. Horas antes había sido liberada María Ninfa Aquino, la empleada doméstica que es acusada de haber entregado a la pareja.

Pasada la medianoche, efectivos de la DDI de San Isidro allanaron la casa de Nordelta y realizaron peritajes en su vehículo. En forma paralela, la Justicia ordenó la realización de análisis físicos y psicológicos al detenido.

La acusación que presentó la investigación refiere a un doble parricidio y el móvil del crimen sería económico. Fuentes judiciales aseguran que el motivo sería un departamento en el exclusivo edificio Chateau de Avenida del Libertador al que el matrimonio tenía pensado mudarse.

Los investigadores están convencidos de que el miércoles 24 de agosto a la tarde, Martín Santiago del Rio ingresó a la casona de sus padres, ubicada en Melo y Gaspar Campos, y los ejecutó a balazos.

Una de las hipótesis más fuertes es que el hijo menor de la pareja primero los estafó en casi dos millones de dólares y luego los asesinó. Para sostener la acusación, los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería cuentan con una voluminosa cantidad de pruebas que incluyen testimonios, análisis de celulares y, sobre todo, cámaras de seguridad.

La pista clave fue el análisis de los celulares de las víctimas. De allí surgió que el hombre de 47 años les mintió a sus padres diciéndoles que había usado US$1.9 millones para comprar el departamento en Belgrano y en realidad pagó cuatro cuotas de US$10.000. Los investigadores creen que el dinero restante se lo robó a sus padres y que su objetivo era quedarse con el inmueble.

sa hipótesis se confirmó cuando se analizaron las cámaras de seguridad de los vecinos. Una de ellas lo muestra entrar y salir de la casona con un barbijo puesto, una gorra y una bolsa en la mano. El hombre ingresó a las 17.33 y salió de la casa a las 18.36. En ese horario se cree que fueron asesinados María Mercedes Alonso y José Enrique del Río.

A raíz de esto, los peritos comenzaron a hacer un seguimiento mediante cámaras municipales para saber a dónde se dirigió ese misterioso hombre. Fue fundamental el aporte de la Secretaría de Seguridad de Vicente López que analizó más de 190 horas de imágenes.

Martín del Río fue detenido por la noche de este miércoles cuando ingresaba al lote 27 del barrio privado Barrancadas del Lago ubicado en el barrio bonaerense de Nordelta. La detención se produjo apenas horas después de que fuera liberada María Ninfa Aquino, la empleada doméstica de la pareja asesinada, que era la única detenida en la causa.

La mujer seguirá siendo investigada por las importantes inconsistencias en su relato, y la investigación no descarta que haya tenido algún tipo de participación en el hecho.

El sillón dado vuelta en la casa del matrimonio asesinado, en Vicente López. (Foto: TN)
El sillón dado vuelta en la casa del matrimonio asesinado, en Vicente López.

Cómo fue el crimen del matrimonio en Vicente López

Cuando los investigadores llegaron a la casa de las víctimas se encontraron en el garaje de la vivienda con el cuerpo de María Mercedes en el asiento del conductor del auto Mercedes Benz. Mientras que el de su marido se encontraba en el del acompañante.

Ambos tenían el cinturón de seguridad puesto. La mujer había sido asesinada de un disparo en la cabeza, en tanto que a él de tres balazos.

Las dos puertas del lado del acompañante del rodado estaban abiertas, mientras que la trasera izquierda, semicerrada. Las autoridades siempre sospecharon que el tirador los ejecutó con una pistola calibre 9 milímetros de atrás hacia adelante.

Además de la autopsia, la pericia acústica confirmó la hipótesis: el o los asesinos estaban en el interior del auto cuando dispararon, con las puertas semicerradas.}

Fuente: TN