Escándalo en el Brasil-Argentina y un mail determinante que llegó 51 minutos antes del partido

Aseguran que la Conmebol recibió un correo electrónico con la negativa a la excepcionalidad para Dibu Martínez, Emiliano Buendía, Giovanni Lo Celso y Cristian Romero

Continúa la pulseada. La suspensión escandalosa del choque entre Brasil y la Argentina, en San Pablo, por las eliminatorias sudamericanas, es una novela con miles de capítulos. Todos se acusan y las autoridades brasileñas insisten en que el seleccionado albiceleste no respetó las normales locales. El diario O Globo contó que el Ministerio de Salud de Brasil rechazó 51 minutos antes del clásico el pedido de excepcionalidad para que jueguen los cuatro futbolistas argentinos que actúan en la Premier League.

Según revelan en la publicación, el mail, enviado a las 15.09 del domingo, fue recibido por la Conmebol y tenía la firma de Alessandro Glauco dos Anjos Vasconcelos, secretario ejecutivo de Salud del Gobierno de Jair Bolsonaro. “Recomendamos que los cuatro argentinos permanezcan en el hotel, con las medidas de seguridad necesaria”, aseguran que decía ese correo electrónico.

La AFA solicitó formalmente al Ministerio de Salud, la Casa Civil y Anvisa la liberación de los cuatro deportistas. La respuesta final, con la negativa del Ministerio de Salud, se firmó electrónicamente el domingo 51 minutos antes del inicio del partido.

Las autoridades sanitarias brasileñas insisten en que los futbolistas brindaron información falsa en sus declaraciones juradas y que omitieron su presencia en Reino Unido en los últimos 14 días. Explican que a pesar de que Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Giovanni Lo Celso y Cristian Romero hayan presentado testeos negativos para ingresar al país “aún podían presentar síntomas después de ingresar al país, lo que podría contaminar y propagar la enfermedad”.

En el mail en cuestión, que revela O Globo, se informa que Conmebol recibió una advertencia de que se estaban cometiendo faltas sanitarias: “Considerando todos los detalles del caso tras la investigación epidemiológica, se entiende que hubo omisión de información por parte de la delegación argentina en relación a los viajes de los cuatro jugadores, incurriendo así en una infracción sanitaria”, agregó Vasconcelos.

Fuente: La Nación