En Pcia de Buenos Aires matan a un menor de 16 años para robarle campera

Habían pasado diez minutos de las 4 y Maximiliano Ezequiel Guzmán (16) caminaba junto a dos amigos por Paso de los Patos al 100, en la localidad bonaerense de Grand Bourg. Dos motochorros los vieron al pasar y decidieron retomar, a punta de pistola, para robarles. El ataque duró menos de un minuto pero el dolor de la familia del adolescente asesinado será infinito: lo mataron para robarle dos camperas.

Por el crimen hay un menor detenido, mientras buscan a su cómplice. Según las fuentes de la investigación, el prófugo de 22 años ya tiene un pedido de captura por otro crimen, ocurrido en julio de 2020 en Los Polvorines.

Las imágenes de las cámaras de seguridad sobre lo que ocurrió la madrugada del domingo en Paso de los Patos, entre José María Gutiérrez y 4 de Marzo, en el partido de Malvinas Argentinas, muestran cómo los delincuentes regresan a toda velocidad no bien ven a los chicos. El motochorro que iba de acompañante, incluso, viajaba más elevado que su cómplice, con un arma calibre 9 milímetros en la mano, amenazante.

Los chicos, no bien se dieron cuenta de que eran las víctimas de los motochorros, comenzaron a correr: uno se fue hacia la esquina de José María Gutiérrez, otro cruzó la calle rumbo a 4 de Marzo, y Maxi quedó a merced de los ladrones, que lo arrinconaron y lo obligaron a entregarles las dos camperas.

Los motochorros no se llevaron ni el dinero ni el celular que el chico tenía encima. Sí le dieron un disparo en el abdomen Fue fatal. Maximiliano murió en el hospital local y la causa quedó en manos de la fiscal Lorena Carpovich, de la UFI 21 de Malvinas Argentinas.

La Policía Científica logró levantar una vaina servida calibre 9 milímetros, mientras que fuentes policiales informaron que, a unas cuadras del lugar del ataque, los motochorros descartaron una de las camperas que le habían robado a Maximiliano y sobre Paso de los Patos al 400, a 300 metros de donde habían cometido el robo, sustrajeron un Chevrolet Onix gris a una mujer, a quien también le sacaron su celular.

Ese teléfono robado sería la clave para dar con uno de los asesinos de Maximiliano. Por los datos de la cuenta asociada a ese número de celular, se identificó al aparato en Japón 3.100, también en Grand Bourg y apenas a 20 cuadras de donde atacaron al adolescente, ampliaron las fuentes consultadas.

Así, dieron con dos sospechosos: a uno lo encontraron apenas a 30 metros de la última ubicación que marcó el celular robado. Se trata de un chico de 17 años, a quien le secuestraron una campera roja de River Plate similar a la robada a Maximiliaron y las billeteras, el DNI y la cédula verde de la dueña del Chevrolet Onix, entre otras cosas.

Al cómplice del menor detenido no lo encontraron. Según las fuentes, se trata del asesino de Maximiliano y tiene 22 años. Pero, además, cuenta con una orden de detención del Juzgado de Garantías N°2 de San Martín, por el delito de “homicidio”, en una causa ocurrida el 5 de julio de 2020 en Los Polvorines, o sea, hace 463 días. En esa oportunidad, el prófugo quedó como sospechoso del asesinato de Elian Gabriel Quiroga, de 20 años: lo mataron sus vecinos porque se quejó de que le habían apedreado el coche.

Fuente: Infobae