En medio de la polémica por la carta de Nicolini, Rusia aseguró que priorizará la vacunación en su país

Un portavoz del Kremlin reconoció que hay un atraso en la entrega del componente 2 a la Argentina, pero aclaró que en este momento el objetivo principal es inmunizar a su ciudadanía. Este viernes, registraron 24.000 casos positivos y 797 muertes

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, prometió este viernes que cumplirán con los envíos pendientes de vacunas a la Argentina, pero dejó en claro que la prioridad del gobierno de Vladimir Putin es inmunizar a su población frente al avance de la variante delta.

Saben que la campaña de vacunación (en Rusia) cobra fuerza y aumenta la toma de conciencia de los ciudadanos. Los ritmos de vacunación se incrementan cada vez más. Y es, sin duda, la prioridad”, aseguró en una conferencia de prensa telefónica, según declaraciones citadas por la agencia internacional EFE.

Las declaraciones del portavoz del Kremlin se producen después de que trascendiera una carta de Cecilia Nicolini, asesora del presidente Alberto Fernández, dirigida al Fondo de Inversión Ruso, en la que exige el envío del componente 2 de la Sputnik V y amenaza con la posibilidad de romper el contrato. Infobae reveló ayer que casi 6,6 millones de personas esperan la segunda dosis de la fórmula rusa en la Argentina. Casi la mitad tiene el plazo vencido y debería ser inoculada inmediatamente. 

Peskov reconoció que “se produjo un retraso” en el envío de vacunas a la Argentina y aclaró que se encuentra en contacto con funcionarios de la administración de Fernández “para solucionar los problemas que inevitablemente surgen”.

E centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus en Rusia que durante las últimas 24 horas se han registrado 23.811 contagios y 797 decesos -cifra cercana al máximo histórico–, lo que eleva los totales a 6.078.522 y 152.296, respectivamente, desde el inicio de la pandemia.

La capital rusa, Moscú, figura un día más como la ciudad con más positivos y muertos, con 3.425 y 107, respectivamente. La provincia de Moscú ha sumado 1.965 casos, por los 1940 de San Petersburgo, que ha confirmado además 68 fallecidos durante el último día.

El repunte de casos y fallecidos se explica principalmente por el avance de la variante delta, detectada por primera vez en India, según han manifestado las autoridades durante los últimos días. Por ello, han pedido a la población que extreme las precauciones y que respete las restricciones.

Un mail de una funcionaria argentina dejó al descubierto que la Argentina le dio preferencia las negociaciones con Rusia como consecuencia de una estrategia geopolítica. El escrito, originalmente redactado en inglés, plantea la preocupación de la Argentina por las demoras registradas en la entrega del componente 2 de la vacuna y ahonda en otras cuestiones.

Por ejemplo, Nicolini les recuerda a los rusos que el gobierno argentino hizo “todo lo posible para que Sputnik V sea un gran éxito”, pero advierte: “Nos están dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto”.

Esa frase es el corolario de un mail que contiene además una amenaza de “romper públicamente el contrato firmado” y un elemento de presión: “Acabamos de emitir un decreto presidencial que nos permite firmar contratos con empresas estadounidenses y recibir donaciones de Estados Unidos. Las propuestas y entregas son para este año y también incluyen la pediatría, que es otra ventaja”.

Nicolini reconoce además que el presidente Fernández pidió un favor político: que las dosis elaboradas en la Argentina por el laboratorio Richmond fueran autorizadas antes del 9 de julio para poder anunciar públicamente el “logro” durante el acto del Día de la Independencia. “Esperábamos tener todo listo para el 9, fue la única y más importante solicitud del presidente Fernández y nuevamente una decepción para él y para su país”, sentenció.

Ese día, Fernández pronunció un fuerte discurso que fue interpretado como un punto de partida para la campaña electoral. Sus palabras incluyeron una respuesta a Máximo Kirchner, que el día anterior se había quejado en el Congreso por las modificaciones en la ley de vacunas que permiten cerrar acuerdos con laboratorios americanos. Y lanzó una promesa hasta hoy incumplida: “Ya conseguimos las vacunas para los chicos”.

El jefe de Estado negó estas mañana que haya una dependencia geopolítica con Rusia y defendió la carta de la polémica. La oposición pretende que funcionarias del Ministerio de Salud vayan al Congreso a dar explicaciones. El país superó los 100 mil muertes por COVID-19. Casi el 50% de su población fue vacunado con una dosis de alguna de las vacunas disponibles.