En el Senado solo Nora Giménez votaría a favor del Aborto.

#Salta Aborto legal: de los tres salteños, sólo Nora Giménez votaría a favor
Luego de la media sanción que obtuviera el jueves en la Cámara baja de la Nación el proyecto de Interrupción Legal del Embarazo, algunos diputados salteños anticipan una ajustada votación en el Senado, un recinto donde la mayoría son hombres. «Lamentablemente terminarán decidiendo otra vez sobre los cuerpos de las mujeres», dijo Alcira Figueroa (FDT) en diálogo con Nuevo Diario.

La diputada nacional analizó la votación del jueves como «una victoria pequeña en una gran lucha» y describió lo ocurrido como una jornada histórica, resaltando «la lucha de las mujeres y las disidencias, y de cómo en los reclamos se fueron sumando cada año, especialmente en las más jóvenes», en referencia al movimiento de mujeres en todo el país. En ese sentido destacó «el cambio en el pensamiento, más allá de una ideología o de creencias religiosas, porque se trató de consensuar una propuesta».

Preguntada por el llamativo cambio de muchos de sus pares que hace dos años se manifestaron en contra del proyecto, y el jueves votaron a favor, Figueroa explicó que el debate del 2018 «sirvió para que muchas mujeres abrieran los ojos y vieran la realidad, principalmente aquellas que pensaban la consigna ‘aborto sí o no’», dijo, y agregó: «Fue comprobar con datos científicos y reales cómo el aborto está presente. Es una problemática», de allí la necesidad de legislar para regular esa práctica clandestina con el objeto de evitar miles de muertes por esta causa.

«Hubo una maduración a partir de las investigaciones, ha servido para fundamentar nuestra postura, los datos están ahí», insistió detallando que anualmente se gastan 2.580 millones de pesos para tratar los abortos clandestinos en el sistema público de salud.

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo ingresó ayer viernes en el Senado de la Nación, y su fecha tentativa de tratamiento sería el 29 de diciembre, con un resultado totalmente incierto, o bien reñido en el voto a voto, teniendo en cuenta que los legisladores no están obligados a votar en bloque, y recordando que para aprobar la sanción definitiva se requiere apenas una mayoría simple: con reunir una cantidad de votos afirmativos mayor que los negativos es suficiente.

Al respecto, también se refirió la diputada nacional por Salta, Alcira Figueroa, que si bien mantiene las expectativas de que se consigan finalmente las voluntades de los representantes del Frente de Todos, sostuvo que «lamentablemente terminan los hombres decidiendo sobre los cuerpos de las mujeres, condicionados, además, por la religión y moral», y advirtió que en las discusiones de los legisladores «se pasa por alto que se trata de un tema de salud pública, y se transpola hacia una cuestión que condena desde el moralismo y la religiosidad, una errónea reflexión, porque no estamos discutiendo», insistió.

Voto a voto
En cuanto a los votos de los senadores salteños, Nora Giménez anticipó su voto a favor del proyecto, en tanto que Juan Carlos Romero, de Juntos Por El Cambio votará en contra, igual que en el 2018. Las miradas y las expectativas del movimiento de mujeres ahora se ubican sobre Sergio «Oso» Leavy, para que cambie su voto. «Es necesario que piensen en las mujeres», concluyó Figueroa.

No obstante, cabe recordar que el 14 de junio de 2018, cuando el proyecto ILE tuvo su primer tratamiento en el Congreso Nacional, Leavy votó en contra del mismo, y, además, cuando oportunamente en el Congreso se trataron las conocidas leyes «Micaela» y «Brisa», el legislador estuvo ausente. La primera, relacionada con la «capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado», y la segunda, con el «régimen de subsidios especiales para los menores huérfanos de madre, por causa de femicidio u otra forma de violencia de género».

Cómo será el tratamiento
La iniciativa fue ingresada ayer a las Comisiones de Banca de la Mujer; Salud, y Justicia y asuntos penales, la primera y la última encabezadas por legisladores a favor del proyecto de ley.

Para el lunes se establecerá en el cronograma si habrá ronda de expositores como en Diputados, aunque bien podría decidirse que no, para llegar al 29.

Una vez que el plenario dé por agotada la discusión, se votará el dictamen y deben transcurrir desde allí 7 días para su tratamiento. A ello deben sumarse los feriados correspondientes a la celebración de Navidad.