El Topo Ramos entre el desafuero y la causa judicial por peculado

El Senador por Rosario de Lerma podría quedar nuevamente en el centro de las miradas a raíz de un pedido de un nuevo pedido de desafuero luego de que el del junio pasado haya quedado en abstracto debido a que el legislador se presentó ante Tribunales para notificarse sobre una imputación por peculado tras una denuncia por hechos que habrían sucedido en su último mandato como intendente (2013).

El Tribunal de Impugnación IV insistió ante el Juzgado de Garantías de Segunda por el pedido ante la Cámara Alta para poder seguir con el proceso judicial, ya que está imputado por el delito de peculado ante la investigación de corrupción en la administración de los fondos de un proyecto social no ejecutado en el barrio Islas Malvinas.

En junio del año pasado el Juzgado de Garantías de Segunda Nominación solicitó al Senado el desafuero de Ramos, debido a la negativa del senador de presentarse ante sede judicial para la extracción de sus huellas dactilares. El Senado no llegó a tratar ni votar el pedido ya que el legislador se presentó voluntariamente, de este modo logró conservar los fueros.

A principios de marzo, el Tribunal de Impugnación Sala IV, solicitó al Juzgado de Garantías de Segunda Nominación, que insista ante la Cámara de Senadores de la Provincia por el despojo de esta protección legal y política para que la causa por delitos de corrupción siga su trámite.

La acusación que permitió la imputación de Ramos se trata de cuando era intendente de Rosario de Lerma en el año 2013, y recibió fondos por casi medio millón de pesos de la Provincia a través de la Secretaría de Economía Social y Empleo, los cuales estaban destinados a la creación y puesta en funcionamiento de un Proyecto de Empresa Social cuyo fin era la construcción de casas prefabricadas que no se ejecutaron y hoy el terreno sobre el cual se debía realizar esta obra continúa vacío. Es incierto el destino del dinero enviado por Nación.

Fuente: opinorte