El Barcelona se reinventa o puede perder a Messi

La noticia que Leo puede dejar Cataluña en junio 2021 sacudió al fútbol. ¿Cuáles son los motivos? ¿Qué debería hacer el club? ¿La llegada de refuerzos puede cambiar el panorama? ¿Qué clubes sueñan con tenerlo? Acá todas las respuestas y más.

Hace tiempo que el Fútbol Club Barcelona vive días convulsionados, pero siempre tuvo la zurda de Lionel Messi que apagaba todos los incendios. Sin embargo, el problema que el club catalán transita inconvenientes políticos, económicos y ahora se le suman los futbolísticos, con una temporada en la que ya quedó afuera de laCopa del Rey, en la que casi tiene perdida la Liga (el Real Madridle sacó cuatro puntos, que en realidad son cinco, sobre 15 en juego) y la única zanahoria que le queda por delante es nada menos que la Champions​. Podría ser después de mucho tiempo una temporada sin títulos…

La noticia que lanzó Cadena Ser de que Leo se está replanteando qué hacer en junio del 2021 y si continúa en el Barcelona generó un sismo mundial. Messi podría irse con el pase libre en un año y elegir el destino que quiera. Por supuesto, que no le faltarán novias: propuestas le lloverán y de diferentes ámbitos. Deportivos como el del Manchester City de Guardiola Agüero,el Inter de Milán que siempre lo soñó, el Inter de Miami de Beckham que lo quiere para la MLS o bien su querido Newell’s, que se muere de ganas de tenerlo.

Messi siempre tuvo como idea seguir más años en Barcelona. Si hasta ha planteado públicamente jugar ahí hasta el final de su carrera y hasta sería extraño que Leo decida cambiar de ciudad y de vida, justo en la temporada previa al Mundial de Qatar​. Aunque está claro que si el Barcelona no logra enderezar el barco, si realmente no consigue reinventarse deportivamente, si no obtienerefuerzos de calidad como Neymar Lautaro Martínez, si el técnico que llega (¿será Xavi, con Puyol de mánager?) no logra despabilar a un vestuario que aún vive de las regalías de los tiempos de gloria, le estarán mostrando la puerta de salida al máximo ídolo culé.

El del Barcelona no es sólo un problema futbolístico. Si no logra la Champions (se encuentra en octavos de final), algo que sería lo lógico por su nivel de juego, se daría algo casi inédito en la carrera de la Pulga en el club blaugrana. Desde que debutó el 16 de octubre de 2004 en el derby ante el Espanyol, sólo en una temporada Leo no fue campeón: fue en la 2007-2008. Después siempre se mareó de vueltas olímpicas, su anhelo máximo por encima de sus logros personales, de sus récords o de sus seis Balones de Oro. Entonces, el final de la 19-20 con el Madrid ganando la Liga y si en la Champions no ocurre un milagro, puede ser un punto de inflexión.

El Real Madrid le echó nafta al juego

Mirá tambiénEl Real Madrid le echó nafta al juego

“Tras los últimos acontecimientos, Messi reconsidera todo para las negociaciones, y la idea que tiene el argentino es acabar estos cinco partidos, jugar la temporada que viene y marcharse. Eso es lo que está en la cabeza de Leo Messi, abandonar el Fútbol Club Barcelona. Messi está harto, cansado. Yo creo que no se va a ir, es mi opinión, no información. Pero a día de hoy, Leo Messi paraliza las negociaciones y en junio de 2021 su idea es abandonar el club. Se lo dijo a su gente más cerca del vestuario”, tiró la bomba el periodista español Manu Carrera, argumentando que “no quiere ser parte del problema, cuando fue siempre la solución. Está cansado de que se le atribuyan cosas. El crack argentino está cansado de que si viene Setién es por Messi, si se va Valverde es por Messi. Lo que tiene en la cabeza es por primera vez acabar su contrato en 2021 y no renovar con el Barsa. No sabemos qué pasará, es información absolutamente contrastada”.

Messi practicando.

Messi practicando.

“Messi está muy cansado de que se le atribuyan decisiones que no tiene nada que ver”, insisten en Cataluña. Leo viene de un año movido en el Barcelona, donde se siente como en casa y donde vive desde que se fue de Rosario a los 14 años, donde está súper cómodo con su pareja Antonella y sus tres hijos en su hermosa casa de Castelldefels. Eso sí, viene de un desgaste este año, cuando tuvo que salir como capitán del equipo a dejar un mensaje cuando se transmitía desde puertas adentro del club que los jugadores no querían aceptar rebajas salariales; incluso por esos cruces se terminaron yendo dirigentes. Antes había tenido cortocircuitos con Eric Abidal, responsable del fútbol. También públicamente hasta enfrentó conceptualmente a Setién, asegurando con realismo que no sería posible ganar la Champions si seguían jugando como lo venían haciendo, algo que aún continúa. Y a eso hay que sumarle el último capítulo de la novela, con el supuesto desplante que le hizo en un intervalo del partido con el Celta al ayudante de Setién.

El Barcelona vive días movidos en lo político. En marzo habrá elecciones y la figura de Bartomeu está totalmente desgastada. Y los movimientos de los últimos mercados no surtieron efecto: Arthur llegó y ya se fue, a Griezmann que arribó como figura ahora le buscan club y, encima, los balances no cierran. El presidente está en una carrera contrarreloj y en busca de euros que puedan parar la crisis: porque tanto el Inter como el PSG demandarán euros por Lautaro Martínez y Neymar​, y por ahora esos millones no aparecen en la tesorería. En este contexto contrariado vive Messi sus días en el Barcelona.

Messi y Setién.

Messi y Setién.

Messi ya supo cambiar a lo largo de su carrera en Barcelona. Fue modificando su posición en el campo de juego, de estar sobre la banda, a falso nueve y hoy a una especie de conductor. Leo también mutó dentro del vestuario: de ser un chiquilín que seguía a los líderes Puyol y Xavi, a un capitán con todas las letras en este momento. Es tiempo ahora de que el club se reinvente para poder estar a la altura del mejor del mundo.

FUENTE