Diego Schwartzman logró otro gran triunfo ante Denis Shapovalov y avanzó a la final del Masters 1000 de Roma

El argentino se impuso por 6-4, 5-7 y 7-6. En el encuentro decisivo se medirá ante el serbio Novak Djokovic

Diego Schwartzman reafirmó su gran momento en el Masters 1000 de Roma. Tras su resonante victoria ante Rafael Nadal, el argentino continuó su camino triunfal y este domingo se impuso ante el canadiense Denis Shapovalov para lograr el boleto a la final del torneo. En el encuentro decisivo se verá las caras con el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic.

El Peque, número 15° del ranking ATP, logró la victoria por 6-4, 5-7 y 7-6 en un partido que duró más de tres horas. Fue así como el nacido en Villa Crespo se quedó con el primer choque del historial entre ambos y avanzó a su segunda final de la temporada (perdió con el chileno Cristian Garín en el partido decisivo del ATP de Córdoba en febrero de este año).

El argentino comenzó el primer set con el envión triunfal que traía de la noche anterior en su gran duelo ante Nadal. El Peque se mostró muy concentrado y rápidamente aprovechó los errores de su rival para lograr un quiebre y lograr una ventaja de 3-0. De a poco, el canadiense se fue asentando en su juego y, cuando Schwartzman se dispuso a cerrar el set con saque y el marcador 5-3, quebró el servicio. El nacido en Tel Aviv se dispuso a sacar para igualar, pero cometió una serie de imprecisiones que le permitieron al de Villa Crespo llevarse el parcial por 6-4.https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Cuando parecía que el empuje emocional iba a posicionar mejor a Schwartzman, Shapovalov reaccionó y quebró en el quinto juego para tomar una ventaja de 3-2. En el séptimo game, el Peque logró levantar una serie de break points para sostener su saque. Ese fue el trampolín para un atisbo de remontada ya que, cuando el canadiense sacó 5-4 para cerrar el parcial, el argentino quebró e igualó. Pero allí se sucedieron una serie de quiebres que llenaron de incertidumbre el cierre de una manga que terminó siendo para el norteamericano por 7-5.De ganar, Shapovalov ingresará en el Top Ten del ranking (REUTERS//Riccardo Antimiani)De ganar, Shapovalov ingresará en el Top Ten del ranking (REUTERS//Riccardo Antimiani)

Shapovalov pidió atención médica antes del inicio del tercer set y enfrió un poco las acciones. Cuando inició el juego, se mostró más firme: levantó tres break points en contra en el segundo juego y quebró el servicio de Schwartzman en el siguiente. Peque no quiso ser menos y ganó el siguiente para emparejar, pero no pudo confirmarlo con su saque. Ninguno lograba imponer su juego y el partido avanzaba en medio de una tónica cambiante permanente. El duelo cargado de emociones y que regaló momentos de gran tenis, tuvo un cierre a su altura con un tie break en el que se impuso Schwartzman para lograr el pase a la final.

El Peque, octavo preclasificado en el certamen romano, venía de dar la sorpresa en los cuartos de final al superar por 6-2 y 7-5 a Rafael Nadal, lo que significó su primera victoria en diez enfrentamientos frente al mallorquín. Su rival de esta noche, en tanto, había eliminado al búlgaro Grigor Dimitrov (15) por 6-2, 3-6 y 6-2,

En la semifinal restante, el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, expuso su jerarquía con el triunfo ante el noruego Casper Ruud por 7-5 y 6-3. Nole trabajó mucho para ganar en el polvo de ladrillo italiano, con la presencia de público, luego de dos horas y 11 minutos de juego frente al número 34 del ranking.

Durante el partido tuvo un momento de discusión con el juez de silla por fallos puntuales. El serbio alcanzó su 52° final de ATP, superó al español Rafael Nadal (51) y quedó en el primer lugar. Así, disputará su décimo partido decisivo del Masters 1000 de Roma en busca de su quinto título.

En el cuadro de dobles del Masters 1000 de Roma hubo campeón argentino ya que el marplatense Horacio Zeballos se consagró en pareja con el español Marcelo Granollers. En la final del certamen vencieron a la dupla conformada por los franceses Jeremy Chardy y Fabrice Martin por 6-4, 5-7 y 10-8.

El certamen romano, uno de los principales sobre polvo de ladrillo y con 3.465.045 euros en premios, es la antesala del Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada, que comenzará dentro de ocho días luego de ser postergado en mayo por la pandemia de coronavirus.

FUENTE infobae