Día de la mujer: mañana habrá Paro Internacional de Mujeres

Bajo la consigna «Paramos por una reforma judicial feminista», las mujeres argentinas, también adhieren al Paro Internacional de Mujeres, previsto para mañana.

Los reclamos de las argentinas para el Paro Internacional de Mujeres (PIM) que se realizará el lunes son, entre otros, una reforma judicial feminista, políticas públicas para paliar los efectos adversos de la pandemia por coronavirus en mujeres y disidencias, la aplicación del cupo laboral travesti trans, la aprobación de la ley de cuidados, la liberación de quienes están presas por abortar y medidas para frenar los femicidios y travesticidios,

El lunes 8, Día Internacional de la Mujer instaurado por Naciones Unidas en 1975, es la fecha en que confluye la conmemoración y el paro surgido de distintas movilizaciones a lo largo del mundo desde el año 2000.

El pliego de consignas y propuestas Nosotras Paramos de Argentina para este 2021 pandémico, firmado por decenas de organizaciones, sindicatos y movimientos sociales de todo el país, inicia con los efectos que el coronavirus tiene sobre la situación de mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries.

“Somos quienes soportamos más tareas de cuidado en las casas y en los territorios, más bajos salarios y más desocupación, a la vez que somos las que vivimos con más precariedad”, se destacó en el documento.

Por eso, pidieron: salarios, subsidios y jubilaciones que le ganen a la inflación, reconocimiento salarial de las promotoras territoriales y de género, derechos laborales de las trabajadoras sexuales, regulación del salario de las trabajadoras de casas particulares, aprobación de la ley de sistema integral de cuidado y de cupo laboral travesti trans.

“Paramos por una reforma judicial feminista” es otra de las proclamas, para lo cual solicitaron paridad en la justicia, elección popular de jueces y juezas, juicio por jurados, y aplicación efectiva de la Ley Micaela, de capacitación en perspectiva de género.

Este reclamo está relacionado con la prevención de los femicidios que no cesan en el país, para lo cual propusieron que abogadas y abogados acompañen gratis las denuncias por violencias de género, más presupuesto para los programas de asistencia a víctimas, aplicación ‘laica’ de la ley de Educación Sexual Integral, capacitación en género en medios de comunicación y desmantelamiento de las redes de trata con fines de explotación sexual y laboral.

La autonomía económica, con acceso a la tierra y el apoyo a la producción agroecológica es otro de los puntos del petitorio.

En ese sentido, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) y el colectivo Ni Una Menos realizará un “verdurazo feminista” el lunes a las 16 en las puertas del Congreso, que se replicará en distintas ciudades del país.

También el PIM Argentina pidió la urbanización de las villas y barrios populares, planes de acceso a la vivienda y aplicación efectiva de la ley de Alquileres.

Y sumó el pedido de investigación de la deuda contraída con el FMI por la gestión del ex presidente Mauricio Macri.

Por primera vez, la conmemoración y el paro 8M se concretará con una ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el país. En ese sentido, el petitorio solicitó la aplicación efectiva de la flamante normativa y la liberación de quienes están presas por abortar o por eventos obstétricos, que se estima son, al menos, 1.532 mujeres.

Denunciar la violencia racista contra migrantes, mujeres indígenas y afro es otro de los motivos del PIM.

El lunes próximo, a las 9 habrá una conferencia de prensa Intersindical en el Monumento al Trabajo de Paseo Colón al 800 en la Ciudad de Buenos Aires y a las 17 una concentración en el Congreso nacional y en distintas ciudades del país.