Continúan las nevadas en la Cuesta del Obispo y el paisaje es espectacular

La gente no para de sacar fotografías y de disfrutar del lugar, que por estos días permanece completamente blanco.

Si de por sí el paisaje de la Cuesta del Obispo es impactante, la nieve lo convierte en una verdadera postal. Desde ayer, los pequeños cristales cubren las montañas y la traza de la zigzagueante ruta provincial 33 que se eleva a más de 3.300 msnm en la Piedra del Molino.

Precisamente allí, parada casi obligada para los viajeros, la gente aprovecha estos días para registrar un fenómeno poco usual para la época. 

El nombre de la cuesta se acuñó en honor al obispo Julián Cortazar, quien recorrió la zona en el siglo 1622. Cuando viajaba rumbo a Cachi, debido al ajetreo debió pasar la noche en el lugar. Cortazar fue el tercer obispo de la diócesis del Tucumán.

En Isonza
En la localidad de Isonza, conocida por sus quesos de cabra acompañados de buen vino salteño, en el departamento San Carlos, el hielo reina desde ayer.

«Está re frío y todo se cubrió de blanco, las plantas frutales, los cerros y el campo. Hoy mejor quedarse en el rancho, al lado del fueguito tomando unos mates amargos y comiendo bollo con chicharrón», contó el gaucho Andrés, en comunicación con El Tribuno.

Fuente El Tribuno