Con mensajes y memes, cuestionaron en las redes el enfrentamiento entre Morales y Sáenz

Los mandatarios de Jujuy y Salta se chicanearon por casos de COVID-19.

Salteños se expresaron a través de mensajes y memes en redes sociales para cuestionar, de manera más o menos irónica, el enfrentamiento entre Gustavo Sáenz y Gerardo Morales, quienes se echaron culpas por los últimos casos positivos de COVID-19 que se detectaron en ambas provincias.

Desde hace dos semanas los gobernadores de Salta y Jujuy se cruzan a través de medios de comunicación y redes sociales por la forma en que ambas jurisdicciones trabajan en la detección y el aislamiento de las personas que ingresan desde ciudades con circulación comunitaria.

El clímax fue antes de ayer, cuando Morales publicó una carta abierta dirigida a Sáenz en la que le pedía que se disculpara ante el pueblo jujeño por haberlo acusado de provocar los contagios que se registraron en Orán la semana pasada.

El gobernador de «La Linda» le respondió en Twitter que era mejor hablar de esas cosas por teléfono. Irónicamente, le aseguró que la última carta se la había escrito a su «abuelita», pero no se refirió al contenido de la misiva del mandatario jujeño. Morales le contestó que estaba de acuerdo y le volvió a pedir que se disculpe.

Por la tarde los gobernadores hablaron por teléfono y acordaron realizar una acción conjunta la semana que viene en la localidad de General Gemes, en memoria del héroe nacional.

Entre bronca e ironía

Los ciudadanos, quienes desde el comienzo de la pandemia cumplen las medidas sanitarias para evitar la transmisión del nuevo coronavirus, parecen no disfrutar con las chicanas de quienes conducen los Estados en una de las situaciones más críticas de las últimas décadas.

Dudan de si la prioridad de ambos gobiernos es el cuidado de la salud pública y temen que la solidaridad, el valor que ambos mencionan en la mayoría de sus discursos, no sea más que una palabra bonita.

Sáenz y Morales dicen que defienden «la vida» y se acusan por el manejo que hacen ambos gobiernos de la pandemia, cuando en verdad las dos provincias tienen situaciones epidemiológicas que podrían calificarse como muy buenas.

En sus cruces, los mandatarios buscan «culpables» de los contagios -tarea que correspondería al Poder Judicial- y estigmatizan a las personas que se infectaron con el nuevo coronavirus, como si lo hubieran hecho a propósito.

El consultor político Pedro Buttazzoni publicó en Twitter: «Para mis amigos que no viven en el norte les cuento. Nuestros estadistas (¿?), Sáenz de Salta y Morales de Jujuy, están muy preocupados desarrollando una estrategia conjunta de salida a la crisis. No, en verdad, se están peleando hace días por un par de contagios y un camionero».

En Facebook, la exconcejal de Capital Lihue Figueroa escribió: «Anoche no pude dormir por la carta de Morales a Sáenz. Por favor que se amiguen».

La humorista Graciela «La Quipi» Quipildor publicó un video en Instagram: «Estoy muy preocupada por la disputa que mantienen el gobernador de Salta con el gobernador de Jujuy. Tengo miedo de que quedemos en medio de una guerra con nuestros amigos jujeños».

Luego, como si respondiera en nombre de Sáenz la carta abierta que publicó Morales, dijo de manera irónica: «¿Cómo vamos a tenerle tanto miedo a un virus teniendo de nuestro lado al poder del Mentisan?»

«No peleemos, Gerardo, Jujuy y Salta son hermanas. Solo permaneciendo unidos vamos a ganarle al único enemigo que tenemos en común: los tucumanos, que dicen que su empanada es mejor que la nuestra», cerró la comediante y firmó la carta con un «besito de codo».

Voces de políticos

El presidente del Partido Justicialista de Salta, Pablo Kosiner, cuestionó la pelea entre los mandatarios y consideró que el momento requiere que ambas provincias trabajen de manera articulada.

«La gravedad de la situación generada por la pandemia obliga a postergar responsablemente cualquier diferencia», expresó, y propuso que Salta y Jujuy creen el Área 9/34 -por las rutas nacionales- y acuerden protocolos de control.

El diputado provincial Carlos Zapata fue incisivo: «El gobernador de Salta se equivocó y es comprensible… Se ve que no duerme muy bien pensando en que se va a expandir el virus».

El legislador evaluó que, en vez de pelear, los gobernadores deberían acercarse y solidarizarse: «Desde el primer día (de la pandemia), tendríamos que haber hecho una alianza estratégica entre las dos provincias: unificar protocolos, el tránsito y fortalecer mutuamente el sistema sanitario».

En la carta abierta, Morales rechazó lo que dijo Sáenz el viernes de la semana pasada, en diálogo con FM Aries: «Jujuy, en 15 minutos, con un test positivo, destrozó un trabajo y un comportamiento de la gente de 70 días en cuarentena. Dejó a Salta en una situación bastante compleja y que podría haber sido mucho peor si no actuábamos rápidamente».

El mandatario se refería al caso de un camionero que fue detectado como positivo en Orán y que había viajado con un hombre que resultó con COVID-19 en Jujuy, donde a ambos les habían hecho un test rápido. Cuatro personas de su círculo íntimo resultaron también infectadas.

El domingo, en una conferencia, Sáenz recordó que en Jujuy a este hombre se le hizo la prueba para detectar anticuerpos del virus, que arrojó resultado negativo. «Se le dio ese certificado «de muerte'», expresó.

¿Se podrá viajar?

Hasta antes de esta polémica entre los gobernadores, Salta y Jujuy venían trabajando en forma coordinada. Por la buena situación epidemiológica de ambas jurisdicciones se evaluaba la posibilidad de crear un corredor de libre circulación entre las provincias para actividades productivas y para el turismo interno.
Si bien desde hace tres semanas los jujeños pueden viajar dentro del territorio, en Salta este permiso comenzará a regir recién esta semana. La detección de nuevos casos positivos de COVID-19 la semana pasada llevó a postergar esta decisión. 
Al estar controlada la situación en ambas provincias se espera que se retome la idea de circular libremente.

FUENTE