Caso Chocobar: se conoce la sentencia del juicio del hecho que marcó otra grieta

El policía bonaerense está acusado de homicidio agravado por uso de arma de fuego en exceso en el cumplimiento del deber.

Hoy se conoce la sentencia del juicio que se lleva adelante contra Luis Chocobar, el policía de Buenos Aires que mayó a un ladrón que había atacado a un turista. Se trata del caso que agitó otra grieta en Argentina: los que defienden al policía asegurando que actuó en el cumplimiento de su deber y quienes lo acusaron de «gatillo fácil». A las diez de la mañana ante el Tribunal de menores 2, integrado por los jueces Fernando Pisano, Jorge Ariel Apolo y Adolfo Calvete con las últimas palabras del policía de la bonaerense y el presunto cómplice del ladrón fallecido en 2017 se cerrará formalmente el juicio y los magistrados darán a conocer el horario del veredicto.

La semana pasada la querella solicitó Prisión perpetua mientras que la fiscalía tres años en suspenso e inhabilitación por seis años. Este miércoles la defensa de Chocobar a cargo del abogado Fernando Soto manifestó que su defendido cumplió con la ley y con su deber actuando en legítima defensa y pidió su absolución. Para ello utilizó un video de dos minutos y cinco Segundos donde recreó lo que ocurrió esa mañana de diciembre de 2017, y buscó establecer que Kukoc no recibió los disparos del policía estando de espalda sino de frente, en un giro que presuntamente efectuó en su huida.

Luis Chocobar está sentado en el banquillo acusado de homicidio por exceso en el cumplimiento del deber y quien desde el inicio del proceso defiende su accionar. Junto a él es juzgado un joven que al momento del hecho era menor de edad.

El hecho

Todo comenzó la mañana del 8 de diciembre de 2017 cuando Frank Wolek un turista norteamericano salió a caminar por el barrio de La Boca para sacar algunas fotos. En una esquina dos asaltantes comenzaron a atacarlo para robarle sus pertenencias. Le propinaron diez puñaladas en el pecho que casi terminan con su vida. 

Ambos salieron corriendo y uno de ellos  logró escaparse, mientras el otro, fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Chocobar transitaba por la zona y aunque estaba de civil decidió actuar cuando escuchó gritos y se enteró que había una persona herida, tras lo cual llamó al 911. «Yo me identifico: Alto policía y contundente como tiene que ser. El joven se dio a la fuga y cuando llega a la esquina, se me quiere abalanzar hacia a mí. Entonces me tiro para atrás y efectúo los disparos hacia la persona pero siempre de la cintura para abajo». Ese testimonio fue el que mantuvo frente a la justicia desde el inicio. 

Luis Chocobar fue procesado por “homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber”.

Al confirmar su procesamiento en 2018 la Cámara del crimen expresó que no era un detalle menor su condición de policía, y que podría haber adoptado medidas menos lesivas a la que escogió. En aquel entonces la política entró en escena cuando se puso en consideración lo que se conoció como la doctrina Chocobar con voces a favor y en contra.

Antes de los alegatos, el turista norteamericano Frank Wolek mandó un mensaje de apoyo a Chocobar a través de un vídeo.