Caos en la rotonda de Güemes por una prohibición en Salta

 La AMT prohibió el ingreso de los remiseros de Guemes al centro de la capital Los choferes dicen que es inconstitucional. Negocian una salida

Propietarios y choferes de automóviles que realizan viajes a Salta como remises compartidos se auto convocaron en la rotonda de Torzalito a fin de manifestarse en contra de la decisión de la AMT de prohibir el ingreso de este tipo de medios de transporte al microcentro de la ciudad de Salta, lugar donde todos ellos cuentan con una plataforma de transferencia de pasajeros.

Esta prohibición comenzó a regir a partir del día de ayer lunes 18, a pesar de las reuniones previas que mantuvieron las partes que conforman el conflicto, donde no se pudo llegar a ningún acuerdo.

Las razones esgrimidas por las autoridades de la AMT para emitir esta resolución se basan en el hecho que los 200 remises que forman parte del sistema alternativo de pasajeros estarían obstaculizando el tránsito en las calles céntricas de la ciudad.

«Se trata de un excusa muy tirada de los pelos y que viola la Constitución Nacional. No se nos puede prohibir el ingreso a la ciudad, tenemos tanto derecho como cualquier otro vehículo. Cada remisera cuenta con una playa para realizar la transferencia de los pasajeros. En ese mismo lugar esperan estacionados hasta salir de nuevo. No permanecemos en las calles, no somos los generadores del caos vehicular en el microcentro de la ciudad, vamos y volvemos sin permanecer más de dos minutos en las calles céntricas», manifestó Juan Carlos Díaz, un referente de la protesta.

Durante la mañana esperaron por alguna respuesta al pedido de suspender la medida de restricción, pero como no hubo ni siquiera una reunión para tratar el tema decidieron cortar la ruta nacional 9/34 a la altura de la rotonda de Torzalito, con una intermitencia de 15 minutos por corte. Cerca del mediodía recibieron una invitación para participar de una reunión programada a partir de las 14 en la sede del Foro de Intendentes, de la cual participaron el secretario del ministro de Gobierno; el intendente Sergio Salvatierra, de Gral. Guemes; la intendenta Josefina Pastrana, de Campo Santo; el diputado Daniel Segura; el senador Carlos Rosso; representantes de la AMT y de la Municipalidad de Salta.

Luego de acaloradas discusiones solo lograron acordar la necesidad de mantener una nueva reunión. «Consensuamos entre las partes un próxima reunión, la que se llevará a cabo dentro de 10 días, mientras tanto vamos a levantar la medida de fuerza y a partir de mañana podremos trabajar en forma normal, por lo menos hasta que se realice la segunda reunión. Por ahora es todo lo que tenemos; esperamos que logremos llegar a un acuerdo en forma definitiva cuando nos volvamos a reunir», manifestó Díaz, quien llevó tranquilidad a la comunidad sobre el regreso del remis compartido a partir de hoy. En la mañana de ayer la terminal de colectivos se vio abarrotada de gente debido a la medida de protesta de los remises.

Los pasajeros intentaban con poco éxito conseguir un boleto hacia Salta. La insuficiente capacidad operativa de la línea de colectivos no pudo satisfacer tanta demanda y muchos se quedaron sin poder viajar. Durante la mañana y antes del corte sobre la ruta nacional 34 los manifestantes esperaron por alguna respuesta al pedido de suspender la medida de restricción, pero como no hubo ni siquiera una reunión para tratar el tema decidieron cortar la ruta a la altura de la rotonda de Torzalito, con una intermitencia de 15 minutos por corte. 

Pese a esta flexibilidad, el tránsito fue un verdadero caos en el lugar.

Fuente: El Tribuno