Alberto Fernández pidió un protocolo riguroso para la aplicación de las dosis

El presidente Alberto Fernández calificó ayer como «un hecho reprochable» los vacunados vip, pero expresó su «sincera gratitud» con el exministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

«Es público y notorio que he debido tomar una decisión ante un hecho reprochable. Lo sucedido en el Ministerio de Salud fue un hecho que aunque excepcional no puede avalarse», resaltó Fernández.

En su cuenta de la red social Twitter, el Presidente precisó: «Guardo por Ginés González García mi sincera gratitud. Ha sido una persona fundamental para que la pandemia no arrecie sobre los argentinos».

«Ha sido capaz de poner de pie un sistema de salud quebrado y de darle a cada argentino la atención pertinente cuando el virus lo hizo víctima», ponderó el jefe de Estado. Más allá de sus palabras, se sabe que González García fue sacado de su cargo no solo por el escándalo de los vacunados de privilegio sino también por su gestión en la cartera sanitaria.

Además, el Presidente cuestionó los vacunados vip, pero explicó que «los vacunados estaban en condiciones objetivas (por la edad o las condiciones físicas) de recibirlas».

«Sin embargo no puedo dejar de observar que sobre esas personas se ha montado un escenario mediático de escarnio público y no quiero avalar con mi silencio semejante proceder», subrayó.

En otro tramo de su posteo, Fernández precisó: «Le he encomendado a (la ministra de Salud) Carla Vizzotti que protocolice al máximo el suministro y aplicación de vacunas considerando la situación de las personas expuestas por la labor que ejercen».

«Debemos trabajar para evitar que estas situaciones vuelvan a repetirse», enfatizó el Presidente, y detalló: «En Argentina más de 700 mil personas han recibido dosis de la vacuna».

«Más de 400 mil personas ya recibieron las dos dosis y han logrado inmunizarse. El ritmo de vacunación comienza a acelerarse con la llegada al país de más vacunas», manifestó.

Las palabras del mandatario dejaron entrever el bajo nivel de vacunación de la Argentina en comparación con la población que se debe inmunizar.

El itinerario que tendrá el Ministerio de Salud liderado por Carla Vizzotti empezará a definirse hoy, durante una reunión que mantendrá la funcionaria con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en Casa Rosada.

Fuentes oficiales confirmaron que Cafiero recibirá a las 10 en su despacho de la Casa Rosada a Vizzotti.

Ayer, en declaraciones radiales, Vizzotti anticipó que elevará a la Jefatura de Gabinete una propuesta «de monitoreo, información periódica y recomendaciones de cómo vacunar escalonadamente a la población estratégica» contra el coronavirus, en una gestión que, además, tendrá en foco profundizar las negociaciones para recibir nuevas dosis.

El encuentro de hoy entre Cafiero y Vizzotti apuntará también a «diseñar la agenda de actividad que llevará a cabo la cartera sanitaria», indicaron voceros oficiales.

Marcó «la centralidad absoluta de la campaña de vacunación» en la tarea que inicia y evaluó que «la confianza en la vacuna y en la campaña no deberían sufrir ningún impacto», tras la salida de Ginés.

Además, en declaraciones radiales, Vizzotti aseguró que «de ninguna manera funcionaba un vacunatorio vip ni no vip en el Ministerio».