Aguas del Norte desmiente a la Municipalidad sobre criticas a roturas de calle

Acusaciones cruzadas sobre el mal estado de las calles de la ciudad. Entrevistado por Nuevo Diario, Javier Jurado, gerente de Servicios de Aguas del Norte, desmintió que no se informe a la Municipalidad el lugar de las roturas de calles, según dijo una funcionaria. Aseguró informan el lugar y el tamaño de la apertura de pavimento.

Emilia Calmejane, subsecretaria de Defensa del Consumidor de la Comuna, había expresado en medios que la empresa Aguas del Norte no informa dónde realiza reparaciones y que muchas veces deja las aperturas durante meses o años.

“Nosotros como cualquier empresa tercerizada que hace una apertura en la vía pública, tiene que informar al municipio. Todos los meses enviamos al municipio las aperturas que hacemos en la vía pública”, aseveró Jurado a este medio.

A la acusación de que la empresa genera aperturas que no se cierran hasta por años, Jurado afirmó que tampoco es cierto y que el tiempo de arreglo es mucho más cortó.

“Nosotros cuando hacemos la apertura no son más de 30 a 45 días, podemos tener demora en algún caso donde tenemos reiteración de perdidas, que es posible, puede haber lugares que tengan mayor demora”, especificó.

Explicó que la Municipalidad realiza una liquidación en concepto de “aranceles por derecho a la apertura”, por lo que no se puede desconocer desde el municipio que la empresa no informe donde y cuanto rompe de las calzadas para reparar.

“Aguas del Norte tiene sus empresas contratistas tercerizadas para hacer la reposición de calzada ósea que sigue dentro del ámbito de la empresa”, sostuvo Jurado, explicando que las reparaciones no corren por parte del municipio.

Jurado reconoció que tienen reiteradas perdidas en algunos barrios que se repite y afirmó que por eso “hay proyectos para recambio de redes distribuidoras en distintos barrios”, que incluyen a Villa Mitre, Ciudad del Milagro, Villa Mónica, Barrio Castañares y Tres Cerritos.

Las obras ya iniciaron a licitarse según Jurado, y corren por parte del Ministerio de Infraestructura, adelantando que en mayo ya iniciaran algunas de las obras.

Además Jurado adelantó que las obras implican doble cañería que recorrerán las veredas, por lo que no será necesario romper las calzadas ante cualquier imprevisto que pueda surgir con la nueva red.

En relación a las críticas surgidas desde la Municipalidad de Salta, Jurado consideró necesario separar lo político de lo técnico.

“En lo técnico no hay duda que hay cañerías que ya cumplieron su vida útil que requieren su cambio de red porque tienen varias pérdidas”, manifestó.

“Hay que ponerse de acuerdo para trabajar en conjunto antes que ir a criticar al otro organismo y cambiar las redes para que cualquier obra que se haga sobre la calzada tenga mayor durabilidad”, acotó en relación a lo político.

Fuente: Nuevo Diario